5 Beneficios
al comprar en el comercio local:

Tu dinero se queda
en el país

 

Si inviertes tu dinero en un comercio local, generas casi cuatro veces más para la economía que si lo haces en un negocio o megatienda extranjera. Nuestros comerciantes y sus empleados viven aquí y, por lo tanto, sus ganancias se quedan aquí. Así que, lo que vayas a comprar -- alimentos, ropa, muebles, transportación, productos escolares o tu próxima fiesta – búscalo en una tienda de aquí. ¡Pon tu dinero a correr en Puerto Rico!

 

Más competencia =
mejor precio + servicio

 

Mientras más fuertes y exitosas sean nuestras empresas y comercios  locales, más competencia habrá. Eso nos beneficia a todos. Más competencia y diversidad de opciones, significa no solo buenos precios, sino un servicio superior, más conveniencia y mejor garantía. Auspiciar las megatiendas es promover que haya menos pequeñas y medianas empresas, menos competencia. Prefiere el servicio local, siempre es mejor. Nuestro comercio local frena la inflación.

 

Más empleos, más emprendedores y más sueños cumplidos

 

Todos conocemos a un amigo, vecino o primo que lleva bien adentro el sueño de un negocio propio, o que ya lo tiene y está en pie de lucha. Quizás quien sueña con tener su empresa eres tú. Juntos tienen el futuro del país en sus manos, ya que nueve de cada 10 empresas en Puerto Rico -- ¡90%! -- son locales y generan casi el 70% de los empleos. Su éxito, y quizás el tuyo, depende de que lo patrocinemos; mientras más crezcan nuestros comercios, más oportunidades de empleo.

 

Hacia un Puerto Rico verde y comunitario

 

Cuando compras local:

Reduces las emisiones del transporte de carga importada a larga distancia.

Minimizas el uso de tu propio transporte, ya que los pequeños y medianos comercios están más cerca de ti.

Maximizas las aportaciones comunitarias y ambientales. Más negocios abiertos y exitosos significa más personas con recursos aportando a la comunidad.

Hay más actividad en los cascos urbanos y espacios públicos, y la ciudad es más atractiva para mudarse y reducir el desparrame urbano; es más viable el transporte colectivo.

 

Hacia un país de riqueza
y justicia

 

Cuando respaldas al comercio de aquí, también influyes para impulsar una política pública más justa y equitativa. Ejerces tu poder para que los incentivos económicos se queden aquí y no se escapen a través de multinacionales que no crean riqueza para el país. Eso produce una mejor distribución de los recursos del país entre los que somos y hacemos más por Puerto Rico.


Juntos podemos construir un país más habitable.

 

Comencemos hoy mismo.